Colección: Hormona de crecimiento (Somatropina)

Haz clic sobre cada uno de los títulos para mostrar u ocultar la información correspondiente.

Descripción de la sustancia activa

La somatropina, mejor conocida como hormona de crecimiento (HGH por sus siglas en inglés), no solo es una de las hormonas con más beneficios que nuestro cuerpo produce, sino que además suministrada de manera exógena es una de las mejor toleradas y más seguras sustancias que hay tanto para mejorar el desempeño atlético y la apariencia física, así como para su uso en el ramo médico.

La hormona de crecimiento es lo mejor que hay para quemar grasa, aumenta la fuerza corporal y ayuda a detener la pérdida de músculo. También es conocida por sus cualidades rejuvenecedoras si es usada por tiempo prolongado, restaura el crecimiento del cabello y su color, fortalece el sistema inmune, normaliza los niveles de glucosa en sangre, aumenta la energía y provee una mejora en el desempeño sexual, así como en la calidad del sueño, visión, y memoria. Se dice que "pone en reversa el reloj biológico" de una persona, pues puede llegar a desaparecer ciertas arrugas, mejorar la textura, elasticidad, y apariencia de la piel.

La hormona de crecimiento no es un esteroide anabólico, una de las ventajas que tiene frente a los esteroides anabólicos, es que provoca la incrementación del número de células musculares (hiperplasia) a diferencia del esteroide que solo se encarga de agrandar estas de tamaño (hipertrofia). Esta característica puede hacer que con su uso prolongado el límite genético del consumidor sea rebasado y los cambios sean permanentes.

Efectos secundarios

Al no ser un esteroide anabólico, es imposible presenciar los efectos adversos del elevado nivel de estrógenos o andrógenos que los esteroides pueden ocasionar. La somatropina no es tóxica en lo absoluto para el hígado ni para los riñones, y tampoco provoca una alteración negativa en el perfil de lípidos en sangre de la persona.

A pesar de no compartir ningún efecto secundario igual a los esteroides, hay unos cuantos, propios del uso de HGH, que pudieran ocurrir, lo más común vendría siendo un poco de irritación o un pequeño abultamiento en la zona de inyección. Algunos usuarios han reportado también algo de hinchazón o retención de líquidos en talones y muñecas, así como dolores leves de cabeza. De ocurrir estos síntomas, solo será durante los primeros días y normalmente desaparecerán rápidamente. Al tratarse de una hormona que el cuerpo humano toda la vida ha producido, suministrarla de forma exógena no tiene por qué representar mayor complicación.

La hormona de crecimiento es muy segura y puede ser usada por tiempo indefinido con una dosificación razonable. Los verdaderos problemas solo pueden ocurrir si se abusa de ella y se utilizan dosis muy altas por un tiempo bastante prolongado, como lo hacen algunos de los profesionales del fisicoculturismo, es ahí cuando existe el riesgo de tener crecimiento de otros tejidos aparte del músculo esquelético, como lo es el tejido óseo, o músculo liso. Inclusive, ocasionado por el abuso, se podría desarrollar diabetes tipo 2 a corto plazo.

Forma de uso

Para poder ser utilizada, es necesario realizar la mezcla del polvo liofilizado que contiene la HGH, junto con su diluyente, ambos vienen incluidos en cualquier presentación que se encuentre a la venta (la mezcla no debe ser agitada bruscamente). Una vez realizada la mezcla es estrictamente necesario mantenerla en refrigeración (no congelación), si es que será utilizada nuevamente en días posteriores. No es tan obligatorio tener la hormona de crecimiento en refrigeración antes de haber hecho la mezcla, puede tenerse algunos días o semanas a temperatura ambiente (no expuesta al sol ni al calor), pero aún así, tenerla refrigerada es un ambiente más apropiado para su estructura molecular.

La inyección debe ser realizada con jeringa de insulina y de manera subcutánea de preferencia en el área del abdomen, y antes de dormir, ya que es una sustancia segregada durante las horas de sueño, algunas personas experimentan algo de somnolencia al aplicársela durante el día.

En cuanto a la cantidad a suministrarse, aquellas personas que estén planeando su uso a largo plazo para obtener los beneficios rejuvenecedores, deberían utilizar de 1 a 2ui por día. Para aquellos que desean obtener también los beneficios al desempeño atlético y la quema de grasas, 2 a 4ui diarias harían el trabajo. Por otro lado, si lo que se busca es además obtener el anabolismo ocasionado por hiperplasia, 6 a 8ui diarias por un tiempo prolongado sería lo necesario para obtener los resultados deseados.

Ya sea que el usuario se suministre la cantidad necesaria para obtener la quema de grasa, o lo suficiente para también obtener mayor masa muscular, en cualquiera de estos casos se puede combinar con esteroides anabólicos, de hecho, su uso durante el ciclo ayudaría a alcanzar un nivel aún menor de grasa corporal, y continuar su uso aún finalizado el ciclo provee una excelente protección contra el catabolismo.

Independientemente de la cantidad usada, la hormona de crecimiento es un tanto lenta en actuar, para poder apreciar el beneficio de la pérdida de grasa se recomienda su uso durante al menos 2 meses, aunque usarla más tiempo resultará mucho más benéfico. Respecto a las características de rejuvenecimiento o aumento del anabolismo, se sugiere ser usada por un mínimo de 6 meses, pudiendo extenderse el tiempo de uso de forma indefinida. A pesar de la demora en surtir los efectos deseados, el resultado es de mejor calidad y mucho más permanente y fácil de conservar que al utilizar otros productos.

3 artículos
  • Zomacton | Hormona de crecimiento (Somatropina) 5mg (15ui)
    Vendedor
    Ferring Pharmaceuticals
    Precio habitual
    $ 3,900.00
    Precio de oferta
    $ 390.00
  • Genotropin | Hormona de crecimiento (Somatropina) 12mg (36ui)
    Vendedor
    Pfizer
    Precio habitual
    Agotado
    Precio de oferta
    $ 1,890.00
  • Vial de 5ml con tapa
    Vendedor
    Super Soldados
    Precio habitual
    $ 140.00
    Precio de oferta
    $ 140.00