💳 ¡PAYPAL como método de pago! 💸 Presiona aquí y conoce cómo.

¿Se necesita protector hepático al usar esteroides anabólicos?

Una de las preguntas que recibo más frecuentemente. Antes de comenzar, es de esperarse que aquella persona deseosa por introducir este tipo de sustancias en su cuerpo, no se trate de alguien con malos hábitos, ya sea, un consumo regular de alcohol o hasta drogas, una dieta alta en azúcares refinados o grasas saturadas; o bien, que tenga problemas de salud como la hipertensión, etc.

Entonces, partiendo del supuesto de que estamos hablando de un individuo saludable cuyos órganos debieran encontrarse en buen estado (aunque lo óptimo para corroborar esto, es una analítica de sangre), entonces sí se puede proceder a considerar la posibilidad de hacer uso de esteroides anabólicos.

Si bien, la mayoría de los compuestos no son hepatotóxicos (esto quiere decir que no dañan al hígado), existen algunos que sí, y son con los que se debe tener cuidado. Estos suelen ser esteroides metilados y la mayoría existen en presentación para su consumo oral. A continuación, se enlistan los más populares esteroides que poseen características hepatotóxicas, clasificados de acuerdo a su nivel de toxicidad.

*Poca toxicidad: oxandrolona, primobolan (en versión oral), y turinabol.

*Toxicidad media: winstrol (tanto inyectable como oral)
*Elevada toxicidad: oximetolona y dianabol

El uso de cualquier esteroide de los anteriormente mencionados va a producir una elevación en las enzimas hepáticas del individuo (qué tanto se eleven dependerá de las sustancias usadas, su dosificación, y tiempo de uso), no obstante, el que haya una elevación de estas, no se traduce a un daño presente en el hígado, y al suspender la suministración de estos esteroides, las enzimas volverán a la normalidad rápidamente.

Puede decirse entonces que, si tu ciclo de esteroides incluye cualquiera de las sustancias categorizadas con poca toxicidad, no es en lo absoluto preocupante la hepatotoxicidad, siempre y cuando sean consumidos dentro de las dosis y tiempos de uso recomendados.

El winstrol por otra parte, usado en dosis conservadoras y tiempos no muy prolongados, no supondría mayor problema para el hígado. Aunque pudiera ser que la cantidad usada y la duración de esta, sea cercana o exceda al máximo recomendable (algo así como 100mg diarios durante 8 semanas para un varón), en dado caso sí sería necesario un protector hepático, mismo que también resultaría de gran ayuda en cualquier ciclo que contenga dianabol u oximetolona (con estas dos sustancias en particular hay que tener cuidado de no exceder la dosis y duración de uso recomendados).

Bien, entonces ahora, ¿cómo se usa? Existe mucho debate entre si debe ser usado antes, durante, o después. Personalmente encuentro totalmente inútil su uso durante el ciclo, puesto de manera sencilla, sería como lavar un auto afuera cuando hay vientos fuertes que acarrean tierra y basura. La finalidad del “protector hepático” (que, de hecho, está mal dicho, estos medicamentos en realidad se denominan como lipotrópicos) es favorecer el metabolismo hepático de los lípidos, lo cual reduciría la aparición elevada de enzimas hepáticas en una analítica de sangre. Entonces, si la finalidad del lipotrópico es auxiliar al cuerpo a que recupere sus niveles de enzimas hepáticas normales, suena coherente que este sea usado al término del ciclo e incluso sugeriría que se utilizara después del post-ciclo cuando ya el cuerpo se halle libre de medicamentos. Aquellas personas que sugieren su uso antes, lo hacen con la finalidad de que sí funcione como un “protector”, para tener el hígado en mejor condición antes del ciclo. Sin embargo, en primer lugar, el hígado no tendría por qué hallarse estresado, a menos que, volviendo al inicio, se trate de alguien con malos hábitos, o abuso en el consumo de esteroides.

El protector hepático, lipotrópico, limpiador, desintoxicante o como gusten llamarle, más conocido y utilizado es la silimarina o Legalon (nombre comercial), son comprimidos y basta con ser utilizada una pastilla 3 veces al día junto con los alimentos durante 2 semanas para brindar al organismo la ayuda necesaria para normalizar sus enzimas hepáticas.

1 comentario

  • Excelente artículo, me aclaro demasiadas dudas un saludo desde Colombia.

    carlos

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados