¿Cómo puede usarse clembuterol por un tiempo prolongado y seguir viendo resultados?

Si alguna vez has consumido clembuterol, ya deberías conocer que su forma habitual de consumo es el clásico: 2 semanas sí, 2 semanas no, y repetir. Clembuterol es un agonista de los receptores beta-2, esto quiere decir que estimula estos receptores, al hacerlo, la mitocondria de las células produce y libera más calor, esto da como resultado un incremento en el metabolismo debido al ligero aumento en la temperatura corporal, dando como resultado, que el individuo queme más rápidamente calorías y grasa corporal, aun encontrándose en estado de reposo.

Lo anterior suena muy bien si tan solo los receptores beta-2 no se saturaran y dejara de surtir efecto aproximadamente a las 2 semanas de uso. Cuando esto ocurre no queda de otra más que suspender su uso para que los receptores se regulen, o bien, continuar aumentado la dosis recurrentemente cada vez que se dejen de sentir los efectos del clembuterol, pero recurrir a esta práctica no es lo mejor para la salud, pues rápidamente se tendría que rebasar la dosis límite de 140mcgs diarios, y significaría estar consumiendo cantidades cada vez más y más elevadas de clembuterol para seguir obteniendo sus resultados (tampoco es la mejor opción si no se quiere sufrir tanto de los efectos secundarios, además de que resultaría muy caro estar comprando tantas cajas de clembuterol continuamente).

Para no recurrir al costoso y poco saludable método expuesto en el párrafo anterior, existe otra alternativa muy barata y sumamente efectiva que permitirá tomar clembuterol continuamente incluso por meses completos, se trata de un fármaco llamado Ketotifeno.

Dan Duchaine fue el primer fisicoculturista en exponer el beneficio que otorga el consumo de ketotifeno junto con el clembuterol. El ketotifeno es un antihistamínico que inhibe la desactivación de los receptores beta en el organismo, incluyendo los beta-2 que utiliza el clembuterol. Mientras se consuma ketotifeno éste seguirá “limpiando” los receptores e impidiendo que dejen de ser estimulados con la acción del clembuterol. Esto significa que se podrá utilizar clembuterol indefinidamente sin tener que atravesar periodos de descanso solo para permitir que los receptores se regeneren.

Gracias a la acción del ketotifeno, ya no se necesitaría tanto clembuterol para obtener los mismos beneficios, puede consumirse un 30 a 40% menos de sustancia y va a seguir siendo igual de efectivo. Utilizar ketotifeno también pareciera aumentar el numero de receptores en la superficie de las células, permitiendo que el clembuterol estimule un mayor número de ellas (se cree que la incrementada eficacia se debe a esto). Por último, también disminuirán notablemente algunos de los efectos secundarios no deseados del clembuterol, como el temblor de manos.

La dosis ideal para obtener todos los beneficios descritos con anterioridad es de 3 a 4mgs diarios, y lo mejor es que comience a ser utilizado al mismo tiempo que se inicia el uso de clembuterol. El medicamento no es para nada tóxico, solamente se puede experimentar algo de somnolencia por lo que se recomienda ser consumido por las noches antes de dormir. Si el usuario tiene dificultades para dormir esto resulta una gran ventaja (que es normal debido al uso de quemadores y estimulantes cuando se intenta perder grasa).

Se puede encontrar en México en las farmacias Similares, Del Ahorro, Walmart, etc., vienen 30 tabletas de 1 miligramo cada una y no cuesta más de $70 pesos mexicanos.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados